Go to Top

Estudio de Viabilidad Técnica de Integración de Acumulación en Sistemas Solares Térmicos mediante materiales con cambio de fase

El uso de las energías renovables tiene uno de sus principales escollos en el desacoplamiento entre el momento en que se requiere la demanda de utilización de la energía y la disponibilidad de recursos. Esto sucede, por ejemplo, en aplicaciones domésticas donde la energía es capturada solamente durante el día por los módulos térmicos. Sin embargo, cuando más se necesita es a la caída del sol, momento en el que calefacciones y agua caliente son más utilizadas.

El estudio se fundamenta en el almacenamiento térmico en forma de calor latente, gracias al uso un material con cambio de fase inmerso en el propio módulo solar. Las características físicas de dicho material favorecen el almacenamiento e intercambio térmico a las temperaturas más habituales de empleo y aprovechamiento de los sistemas solares térmicos convencionales.

Mediante esta tecnología, podrá almacenarse diariamente en poco espacio una gran cantidad de energía térmica para su aprovechamiento posterior en ausencia de sol, permitiendo reducir el volumen de los tradicionales acumuladores de agua caliente y obteniéndose paralelamente un apreciable incremento en el rendimiento de los módulos solares.

El uso de las energías renovables tiene uno de sus principales escollos en el desacoplamiento entre el momento en que se requiere la demanda de utilización de la energía y la disponibilidad de recursos. Esto sucede, por ejemplo, en aplicaciones domésticas donde la energía es capturada solamente durante el día por los módulos térmicos. Sin embargo, cuando más se necesita es a la caída del sol, momento en el que calefacciones y agua caliente son más utilizadas.

El estudio se fundamenta en el almacenamiento térmico en forma de calor latente, gracias al uso un material con cambio de fase inmerso en el propio módulo solar. Las características físicas de dicho material favorecen el almacenamiento e intercambio térmico a las temperaturas más habituales de empleo y aprovechamiento de los sistemas solares térmicos convencionales.

Mediante esta tecnología, podrá almacenarse diariamente en poco espacio una gran cantidad de energía térmica para su aprovechamiento posterior en ausencia de sol, permitiendo reducir el volumen de los tradicionales acumuladores de agua caliente y obteniéndose paralelamente un apreciable incremento en el rendimiento de los módulos solares.